Madrid. El vicepresidente de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo este sábado que participará en las primarias socialistas para elegir al candidato oficialista de las elecciones generales de 2012, después de la derrota del partido gobernante en comicios locales la semana pasada.

Previamente, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, respaldó la candidatura -hasta ahora sin rivales- de Rubalcaba al afirmar que era la mejor oportunidad para una victoria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en las elecciones de marzo del año próximo.

Zapatero renunció a buscar un nuevo mandato en España en vista de su baja popularidad por su manejo de la crisis económica en el país, que afronta el mayor índice de desempleo de la Unión Europea y cuyo gobierno se vio forzado a aplicar severos recortes de gastos.

"Sí, estoy a vuestra disposición, me voy a presentar a las primarias, voy a pedir el voto de los militantes (...) para pedir después el voto a los españoles en las próximas elecciones generales", dijo Rubalcaba, un veterano político, durante una reunión en la sede del PSOE en Madrid.

Aunque la reunión del comité federal dio luz verde al arranque del proceso de las primarias del partido, es poco probable que surja un candidato alternativo a Rubalcaba, dado que éste cuenta con el apoyo de los pesos pesados del PSOE.

Rubalcaba, de origen cántabro y que cumple 60 años este verano boreal, tiene la difícil tarea de dar la vuelta a unas encuestas que dan por ganador al opositor Partido Popular (PP) en las elecciones del 2012.

Además, deberá recomponer a un PSOE que se vio al borde del abismo tras la dura derrota electoral del domingo en los comicios autonómicos y municipales.

Rubalcaba también es ministro del Interior, un cargo que ocupa desde abril de 2006, y ha encabezado los exitosos esfuerzos de las fuerzas de seguridad españolas para debilitar a la banda armada ETA y detener a muchos de sus líderes.

Su nombramiento como vicepresidente en octubre disparó su posibilidades de convertirse en el candidato de los socialistas para las elecciones generales, especialmente después de que Zapatero anunciara a principios de abril que no buscaría un tercer mandato.

Este sábado se abrió el plazo de presentación de candidaturas para las primarias del PSOE, que finalizará el 13 de junio. Cinco días después se realizará la proclamación definitiva de candidatos, y si hubiera más de una nominación, la votación se realizaría el domingo 26 de junio.