“No comparto la decisión de disponer el ingreso de Venezuela como miembro pleno porque se trata de una agresión institucional muy importante para el Mercosur. Es una herida institucional muy importante, quizás la más grave de los 21 años del Mercosur”, dijo a El Observador el vicepresidente Danilo Astori.

Lo que sucedió el viernes en la ciudad de Mendoza con el ingreso de Venezuela al bloque y la sanción a Paraguay es para Astori “ir al corazón del Tratado de Asunción e ignorar una de sus normas mas importantes, que es que el ingreso de un miembro pleno debe ser aprobado por todos los miembros plenos ya existentes”, dijo.

En conocimiento de la opinión del presidente José Mujica, que respaldó el ingreso de Venezuela como una “decisión política” de la que asume la responsabilidad, el vicepresidente planteó su postura discordante en el Consejo de Ministros de este lunes y aventuró que después de esta “herida grave” institucional “podría pasar cualquier cosa” porque “ya no queda ninguna norma importante que no sea violada”.

Astori consideró que el camino seguido para el ingreso de Venezuela “puede tener consecuencias importantes en el futuro, como que la institucionalidad del Mercosur ya sea tan débil que no sirva para nada”.

Al vicepresidente tampoco le gustó el hecho de que se “aprovechara” la circunstancia de que Paraguay estuviera suspendido “para disponer una resolución que el propio parlamento paraguayo estaba de alguna manera vetando”.

Buscar revertir. La decisión del ingreso de Venezuela en las condiciones que sucedió ya está tomada. Sin embargo, Astori tiene la esperanza de que pueda revertirse. “Ojalá se pueda hacer algo para revertirlo, si esa posibilidad existiera yo creo que hay que explorarla”, dijo.

“Uruguay fue con la posición de discrepar con el ingreso de Venezuela por esta vía pero allá las cosas ocurrieron de otra manera. El canciller Luis Almagro sigue pensando lo mismo. Pero la resolución que se tomó fue otra y esperamos que exista la posibilidad de revertirla. Uruguay fue el que propuso la fecha del 31 de julio para tomar la decisión final, así que habrá que ver si hay posibilidades”, concluyó.

Además de ese punto, Astori señaló en el Consejo de Ministros las “buenas noticias” para el país en la cumbre de Mendoza.

Destacó la posibilidad de hacer acuerdos bilaterales con países de fuera del Mercosur, y la transformación de la intención de Argentina y Brasil de incrementar el arancel externo común en “simplemente una posibilidad que los países pueden usar optativamente para 200 artículos que se agregan a la lista de excepciones”.