Estambul. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, reprendió este sábado a los líderes árabes por restringir la libertad de expresión y dijo que los países no pueden progresar si no se permite que la gente piense por sí misma.

"Las revoluciones democráticas, como aquellas de Túnez, Egipto y Libia, y aquellas que todavía se despliegan en Siria y Yemen, están imbuidas de espíritu emprendedor", dijo Biden en un encuentro de jóvenes emprendedores en Estambul.

"Es difícil pensar distinto si ustedes no son libres de pensar y expresar abiertamente lo que piensan", agregó Biden, citando un consejo del fallecido Steve Jobs, fundador de Apple, de "pensar distinto".

"Aquellos que piensan lo mismo no sostienen la promesa del progreso", agregó.

Biden se encuentra en una gira de ocho días que comenzó en Irak y termina en Grecia este lunes. Este sábado el vicepresidente visitó al primer ministro Tayyip Erdogan en su hogar en Estambul, donde el líder turco de 57 años se recupera de una cirugía laparoscópica abdominal desde el 26 de noviembre.

Un alto funcionario del gobierno estadounidense dijo que ambos estuvieron durante una hora hablando sobre Irak, de donde saldrán las tropas estadounidenses a fines de año. También se discutió sobre Siria e Irán.

A Washington le gustaría que Turquía adoptara una postura más dura contra Teherán, pero el funcionario dijo que no habían habido "discusiones específicas sobre sanciones" durante la reunión.

Ambas naciones están preocupadas por Siria, donde un levantamiento de ocho meses de manifestantes pro-democracia han avivado los temores a una inestabilidad regional.

El funcionario aseguró que el tema de Siria fue discutido brevemente y que ninguno se refirió a lo que vendría en el futuro.

El encuentro con Erdogan, visto como pieza central de la visita de Biden de tres días, fue cerrado a los medios y duró unas dos horas, más que los 45 minutos incluidos en la agenda del vicepresidente.

El funcionario comentó que Erdogan se había visto muy bien y que se había movido sin aparentar incomodidad.

Aunque Biden recibió con beneplácito unos planes de reformas constituciones en Turquía, ha planteado su preocupación a las autoridades turcas por el poder judicial y la detención de periodistas, dijo un alto funcionario.

"La verdadera riqueza de una nación se encuentra en las mentes creativas de su gente y su libertad y capacidad de dar vida a las ideas", mencionó Biden agregando que "nada de esto puede suceder si los gobiernos no garantizan el derecho a pensar distinto".