Completa disposición para adelantar diálogos de paz con la guerrilla de las FARC anunció este sábado el electo vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, quien sin embargo planteó un cúmulo de requisitos previos a los que se deben acoger los alzados en armas.

Como respuesta a la propuesta de acercamiento elevada por el máximo líder de ese grupo insurgente, Alfonso Cano, manifestó que no pueden cerrarse las puertas a esa posibilidad.

Sin embargo, dijo que existe la urgente necesidad de que al diálogo esté precedido por la liberación de todos los secuestrados que mantiene cautivos la organización rebelde.

Los invitó a "que deje en libertad a todas las personas secuestradas sin condiciones, cesar la práctica del secuestro, del terrorismo y de las minas antipersonales".

Garzón también indicó que la exigencia previa para transitar ese camino de reconciliación también deben contemplar el que las Farc se abstengan de seguir reclutando forzosamente a civiles para la guerra.

"Si ellos dan esas manifestaciones, tengan por seguro que Juan Manuel Santos tendrá toda la generosidad para construir acuerdos de paz como también procesos de reconciliación y de perdón", sostuvo.