Durante su visita al departamento de Guairá, el vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, expresó su disconformidad con el gobierno argentino por el conflicto que pone trabas a la libre navegación por la hidrovía conformada entre los ríos Paraguay y Paraná.

Franco expresó en un reclamo a Argentina su disconformidad ante el conflicto naviero que motiva el bloqueo de  la hidrovía Paraguay-Paraná. Expresó que ese fue el motivo de la independencia hace 200 años y no puede ser que por el boicot de los sindicalistas, se le siga privando a nuestro país de ese derecho.

El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), de Enrique Omar “Caballo” Suárez, se mantiene en una fuerte disputa con el gobierno argentino por “el permanente estado de beligerancia laboral en que vive el sector naviero”.

Por otra parte, sobre la ausencia de varios presidentes en la Cumbre Iberoamericana que se desarrolla en Asunción y en Luque, dijo “la verdad que ya son muchos vacíos”.

Franco se reunió con dirigentes liberales del departamento de Guairá en la sede del Club Alemán y también visitó la Cooperativa Carlos Pfannl, en Colonia Independencia. Posteriormente visitará la ciudad de Villarrica, acompañado por el candidato a diputado por el PLRA del sector franquista, Emanuel Friedmann.