Guatemala. Medio millar de indígenas guatemaltecos pidieron este miércoles la creación de una comisión de búsqueda de los miles de desaparecidos registrados durante el conflicto armado interno del país centroamericano (1960-1996), durante una concentración frente al Congreso en conmemoración del Día Nacional de la Dignificación.

Los representantes de las comunidades indígenas presentes en la manifestación fueron en su mayoría mujeres originarias de los departamentos de Chimaltenango (oeste), Escuintla (sur) y Chiquimula (este), quienes demandaron a los diputados la creación de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

Camila Xinico, de una aldea del municipio de Patzún (Chimaltenango), dijo a Efe que desde 1982 busca a su papá, Antonio, a quien "se lo llevó el Ejército".

"Mi papá es inocente, no pertenecía a ningún grupo, lo hemos buscado en todas partes y no aparece", relató.

Explicó que ese mismo año fue asesinado su hermano Bonifacio, pero sus restos fueron encontrados y exhumados en 2001 con el apoyo del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), una organización humanitaria no gubernamental que aglutina a familias de las víctimas del conflicto.

Por su parte, María de los Ángeles Xaquic, también originaria de Patzún, expresó a EFE que busca a su padre y recordó que a su hermano Vicente lo mataron en 1984.

María del Pilar Chacón dijo que busca a su esposo, Enrique Xiquitá, quien desapareció el 26 de agosto de 1984.

"Él salió a buscar trabajo para comprar el uniforme de nuestros hijos para la celebración del 15 de septiembre y ya no volvió", recordó esta mujer indígena que se quedó con seis hijos, tres de ellos mujeres.

Uno de los dirigentes del GAM, Mario Polanco, dijo a Efe que de los 45.000 desaparecidos durante el conflicto armado se estima que unos 20.000 continúan en esa situación.

Explicó que los restos de unos 5.000 han sido encontrados en cementerios clandestinos, mientras otros 20.000 que se daban por desaparecidos se había exiliado o refugiado en diferentes países.

Polanco manifestó que en los últimos doce años de funcionamiento del Programa Nacional de Resarcimiento a las víctimas de la guerra interna se han beneficiado a unas 15.000 personas.

La diputada izquierdista Nineth Montenegro, quien salió del Congreso para saludar a los familiares de las víctimas, comentó a Efe que no existe voluntad política en el Parlamento para crear la Comisión de Búsqueda.

"Ya llevamos dos meses sin ninguna actividad", refirió la legisladora en relación a que este año el Organismo Legislativo no ha adelantado nada.

Aseguró que está dispuesta a apoyar la petición de las víctimas porque la integración de la Comisión "no es para buscar venganza" sino para saber el paradero de los desaparecidos.

El conflicto armado interno que dejó 250.000 víctimas entre muertos y desaparecidos, terminó el 29 de diciembre de 1996 con la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y la guerrilla.