Asunción. El gobierno paraguayo vinculó este lunes a un concejal detenido el fin de semana con una tonelada de marihuana con la estructura criminal de Vilmar Acosta, un alcalde prófugo desde octubre y principal sospechoso del asesinato del periodista Pablo Medina y de su asistente, Antonia Almada.

"Es un patroncito, parte de un importante engranaje", dijo Luis Rojas, secretario nacional Antidroga de Paraguay, a la radio Primero de Marzo.

El concejal detenido es Patricio Estigarribia, de 43 años, concejal de Villa Ygatimí, en el departamento de Canindeyú, por el opositor Partido Liberal.

En el departamento, fronterizo con Brasil, fueron asesinados el pasado 16 de octubre Medina, corresponsal regional del diario ABC Color, y Almada.

Por los asesinatos está imputado Acosta, que era intendente por el oficialista Partido Colorado hasta que, tras el crimen, se dio a la fuga.

Acosta también está imputado por producción, acopio y tráfico de marihuana.

En este sentido, Rojas manifestó que el gobierno paraguayo está dando pasos importantes para evitar que los narcotraficantes se infiltren en el sistema político del país.

Los medios locales también señalaron que el Partido Liberal analiza hoy la posible expulsión de la formación del concejal detenido.

Las muertes de Medina y Almada sacaron a la luz el debate sobre la posible existencia de un sistema de "narcopolítica" en Paraguay.