París. Una revista francesa ridiculizó a Mahoma el miércoles al publicar caricaturas que lo mostraban desnudo, lo que amenaza con desatar más ira en el mundo islámico que ya está enfurecido por un filme que describió al profeta de los musulmanes como un mujeriego y un farsante.

Los dibujos en la revista satírica semanal Charlie Hebdo alertaban por la posible exacerbación de una crisis que ha disparado furiosos ataques a embajadas de Estados Unidos y otros países occidentales, el asesinato del embajador estadounidense en Libia y un ataque suicida con bomba en Afganistán.

La policía anti disturbios se desplegó para proteger las oficinas en París del semanario, luego de que su nueva edición mostrara una portada en la que aparecía un judío ortodoxo que empujaba a una figura de Mahoma sentada en una silla de ruedas.

En las páginas interiores, había numerosas caricaturas del profeta Mahoma desnudo. Una de las caricaturas, titulada "Mahoma: nace una estrella", representa a una figura de barba agachándose para mostrar su trasero y genitales, con una estrella sobre su ano.

El Gobierno francés, que había pedido a la revista que no imprimiera las imágenes, dijo que cerraría temporalmente embajadas y colegios en 20 países el viernes, día en que a veces las protestas se tornan violentas tras una serie habitual de plegarias musulmanas.

El partido islamista gobernante de Túnez, Ennahda, condenó las caricaturas como un acto de "agresión" contra Mahoma e instó a los musulmanes, en respuesta, a evitar caer en una trampa diseñada por "partidos sospechosos para poner fin a la Primavera Arabe y llevarla a un conflicto con Occidente".

El secretario general de la Liga Arabe, Nabil Elaraby, calificó los dibujos de provocadores e indignantes, pero dijo que quienes se sintieran ofendidos por ellos deberían "usar formas pacíficas para expresar su firme rechazo".

El partido islamista gobernante de Túnez, Ennahda, condenó las caricaturas como un acto de "agresión" contra Mahoma e instó a los musulmanes, en respuesta, a evitar caer en una trampa diseñada por "partidos sospechosos para poner fin a la Primavera Arabe y llevarla a un conflicto con Occidente".

En Líbano, el jeque Nabil Rahim, un clérigo prominente de los salafistas dijo: "Por supuesto que enojará más a la gente. Aumentará las tensiones que ya son peligrosamente altas".

"Trataremos de mantener las cosas pacíficas, pero se puede salir de control. Temo que pueda haber agresiones a extranjeros y esta es la razón por la cual deseo que no persistan con las provocaciones", comentó.

En el norteño suburbio parisino de Sarcelles, una persona resultó levemente herida cuando dos hombres enmascarados arrojaron un pequeño explosivo a través de la ventana de un supermercado judío kosher, informó una fuente policial, que agregó que aún era pronto para ligar el incidente con las caricaturas.

Protestas letales. La publicación de un cortometraje en YouTube la semana pasada que se burlaba de Mahoma al catalogarlo como un tonto y lascivo desataron protestas en varios países que en algunos casos resultaron fatales.

El embajador estadounidense en Libia y otros tres norteamericanos murieron durante un ataque en Bengasi. Otras embajadas de Estados Unidos y de naciones de Occidente fueron agredidas en ciudades de Asia, Africa y Oriente Medio por musulmanes enfurecidos.

Militantes afganos dijeron que un atentado suicida que causó la muerte de 12 personas el martes fue perpetrado en venganza por la divulgación del filme, rodado en California con fondos privados.

Al menos cuatro personas murieron la semana pasada después de que cientos de manifestantes irrumpieran en la embajada de Estados Unidos en Túnez, destrozándola e incendiando algunos de sus anexos.

El escándalo emergió como un tema en la campaña electoral de Estados Unidos y propagó un debate internacional sobre la libertad de expresión, de religión y el derecho a la ofensa. Muchos musulmanes consideran que cualquier representación de Alá o del profeta Mahoma es insultante.

Una segunda viñeta de Charlie Hebdo, en referencia al escándalo por la decisión de una revista francesa de publicar fotos en topless de la esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, mostraba a una figura en barba desnuda de la cintura hacia arriba con una leyenda que decía: "Disturbios en naciones árabes por imágenes de señora Mahoma".

"Tenemos la impresión de que oficialmente se está permitiendo que Charlie Hebdo ataque a la extrema derecha católica pero que no podemos burlarnos de los fundamentalistas islámicos", dijo el editor del semanario, Stephane Charbonnier, autor de la viñeta aparecida en su portada.

"Refleja la atmósfera. Todo el mundo actúa por temor y eso es exactamente lo que quiere un pequeño grupo de extremistas que no representa a nadie: hacer que todo el mundo tenga miedo, encerrarnos a todos en una cueva", declaró a Reuters.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius, criticó la decisión del semanario y dijo que sus viñetas eran una provocación.

"Hemos visto que lo que sucedió la semana pasada en Libia y en otros países como Afganistán", dijo Fabius en una conferencia de prensa. "Tenemos que pedirle a todos que se comporten con responsabilidad", sostuvo.

Charlie Hebdo tiene una larga reputación como un medio provocador. Sus oficinas en París fueron atacadas con bombas molotov en noviembre pasado después de que publicara una caricatura de Mahoma.