Tegucigalpa. La Organización de las Naciones Unidas establecerá a mediados del 2015 una misión permanente de derechos humanos en Honduras, uno de los países con más homicidios en el mundo debido a la violencia provocada por narcotraficantes y pandilleros, anunció este miércoles el presidente, Juan Orlando Hernández.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos instalará su oficina en Tegucigalpa a pedido del gobierno de Honduras, que ha militarizado el país para enfrentar sobre todo a cárteles mexicanos que trasiegan droga hacia Estados Unidos.

"A partir del segundo semestre de este año esa oficina estará abierta operando en una relación muy cercana con nuestro Procurador de Derechos Humanos", dijo Hernández en un evento del estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

En 2014, hubo 68 homicidios por cada 100.000 habitantes en Honduras, según cifras del el gobierno, solo superado en América Central por El Salvador con 68,8, una nación que también es golpeada por la violencia de carteles de la droga y pandillas.

En Honduras, donde la violencia golpea a niños, mujeres, abogados, periodistas y homosexuales, casi la totalidad de los homicidios quedan en la impunidad, según organismos humanitarios.

La oficina del Alto Comisionado en Honduras observará y velará por el respeto a los derechos humanos de la población y la acción de los agentes del Estado, dijo un funcionario de la ONU en Tegucigalpa que pidió el anonimato.