Puerto Príncipe. Votantes frustrados en Haití protestaron este domingo por listas electorales defectuosas y centros de votación desorganizados mientras el país realizaba comicios turbulentos en medio de una epidemia de cólera y tensiones políticas.

A lo largo de la capital Puerto Príncipe, devastada por un terremoto, y bajo un candente sol, haitianos molestos que esperaban para entregar sus votos buscaban desesperadamente los centros de votación donde estaban registrados sus nombres.

Muchos centros de votación abrieron tarde, en medio de la confusión y riñas sobre materiales y observadores.

En un centro en el vecindario de Delmas en la capital, que aún no empezaba a funcionar horas después de la partida oficial a las 6 de la mañana (1100 GMT), cientos de votantes protestaban en las calles exigiendo que se les permitiera votar, cerca de policías de la ONU con equipos antidisturbios.

"Las personas vinieron a cumplir su derecho como ciudadanos a votar, pero hasta ahora, nadie ha sido capaz de hacerlo", dijo Joel Biteau, observador de uno de los partidos políticos en el lugar.

Tres de los 18 candidatos presidenciales anunciaron que realizarán una conferencia de prensa para denunciar lo que llamaron un "fraude masivo".

En Fort Liberte en el noreste de Haití, una persona resultó herida cuando hombres armados abrieron fuego contra un centro de votación, reportó la radio local Caraibes sin dar más detalles.

Fue una apertura caótica a las elecciones presidenciales y legislativas que la comunidad internacional espera lleven a un gobierno estable y legítimo capaz de administrar los miles de millones de dólares de ayuda para la reconstrucción tras el terremoto de enero.

Algunos votantes no tenían las tarjetas nacionales de identidad necesarias para votar, otras tenían sus identificaciones pero no encontraron sus nombres en las listas de los centros creados en escuelas, cabañas de madera prefabricadas e incluso tiendas en los repletos campamentos de sobrevivientes.

"No puedo encontrar dónde voto. Tengo mi tarjeta de identificación pero no estoy en la lista, dijo Denis Anis, de 18 años, quien vota por primera vez. Se reportaron problemas y protestas similares en toda la ciudad.

La profesora de leyes de la Universidad de San Francisco Nicole Phillips dijo a Reuters que "es más que confusión, la gente no puede encontrar sus nombres en las listas, están reteniendo sus identificaciones, son aptos para votar pero no pueden hacerlo".

Phillips, abogada del Instituto para la Justicia y Democracia en Haití, dijo que la desorganización minaría más la credibilidad de los comicios, cuya preparación se vio marcada por la violencia esporádica y un excepticismo extendido.

Pero mientras aumentan las tensiones políticas, y la reconstrucción después del devastador terremoto de enero parece paralizada por el avance de una epidemia de cólera, muchos temen que una elección turbulenta pueda profundizar el caos en Haití.

Más de 12.000 soldados y policías de la ONU asistían a la policía local en la protección de más de 11.000 centros de votación.