A las insuficiencias detectadas por la mañana en materia de información sobre los candidatos y sobre la manera de votar se agregaron en horas de la noche dificultades en la realización del recuento, cuando muchos jurados de mesa cometieron errores en la tabulación de las diferentes votaciones del día y causaron retrasos en el cómputo oficial.

Fueron unos comicios sin mayores incidentes. De las 23.866 mesas de sufragio previstas, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió sólo una, en Oruro, por un conflicto de límites municipales. Con todo, la votación puso rostro a los primeros cambios en la justicia boliviana, en línea con el espíritu que el TSE le quiso imprimir, pero fue también un termómetro para un año de altibajos en la popularidad del Gobierno.

Según un conteo rápido encargado por La Razón a Ipsos Apoyo Opinión y Mercado, sobre el 90% de los sufragios, los votos válidos llegaban al 39%, mientras que los nulos alcanzaban al 45% y la abstención rondaba el 20%.

Recuento. El presidente Evo Morales habló anoche de manera breve por televisión para felicitar al país por la jornada. Celebró el fortalecimiento de la democracia y admitió que faltó información para la ciudadanía.
Sin hacer alusiones directas, se refirió a quienes intentaron “boicotear estas elecciones” durante el proceso que comenzó con la convocatoria emitida por el TSE en mayo. Figuras de la oposición reclamaron que, en virtud de los resultados, los magistrados electos no deben ser posesionados.

El conteo rápido permite a La Razón mostrar en esta edición los rostros de quienes casi con seguridad serán los nuevos miembros de las cuatro instituciones remozadas mediante el voto popular: el Tribunal Supremo de Justicia, el Tribunal Constitucional, el Consejo de la Magistratura y el Tribunal Agroambiental.

Estos resultados parciales permitían anoche prever que tanto el Supremo como el Agroambiental contarán con una mayoría de mujeres entre sus titulares. De la misma forma, destacaba entre los candidatos con mayor votación, Cristina Mamani Aguilar, que tenía asegurada la titularidad en el Consejo de la Magistratura y lideraba la votación para esa institución, con un 25,5% de los votos.

Al menos 29 de los 56 cargos que estaban en disputa ayer fueron obtenidos por abogadas y las mujeres ganaron las votaciones para el Tribunal Supremo de Justicia en seis departamentos. La posesión de las nuevas autoridades está prevista para los primeros días hábiles del 2012.

Variación. El conteo rápido de Ipsos Apoyo Opinión y Mercado para este diario tomó como muestra 1.800 mesas en todo el país. Con la información recogida al 90% de esos sufragios, la situación en cada una de las instituciones renovadas puede variar poco, a la espera de los resultados oficiales que publicará el TSE.

Así, según la composición de cada tribunal, de los titulares electos que presenta esta edición, los primeros cinco o siete tienen porcentajes de votación que los confirman. La variación puede darse entre los dos titulares con menor votación, que pueden ir a suplencia y permitir la titularidad de los dos suplentes más votados. Otra variación puede ser que el último de la lista de un tribunal quede fuera y deje el lugar al mejor votado entre los postulantes descartados.

Es lunes, después de la séptima votación general desde diciembre del 2005. Analistas consultados por La Razón coinciden en que la democracia fue la gran ganadora de las elecciones de ayer y que el Gobierno del presidente Morales debe tomar nota de los resultados en sus líneas de acción.

Empieza una semana de pugna por imponer las diferentes lecturas del resultado de las judiciales, pero los bolivianos acaban de participar en la inédita elección de las autoridades judiciales.

La primera prueba para el Tribunal Electoral

Cuando los periodistas le pidieron una evaluación sobre el trabajo del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el presidente de este órgano, Wilfredo Ovando, se abstuvo de hacer el análisis con el argumento de que no habrá nada de eso mientras no se conozcan los resultados finales de las elecciones de ayer.

Por lo general, los comicios judiciales se desarrollaron con tranquilidad, a excepción de algunos inconvenientes debido a las características de la votación inédita. Ha sido un primer examen para el flamante Órgano Electoral Plurinacional (OEP), que comenzó a operar con este proceso cuando éste fue convocado el 13 de mayo de este año.

Con miras a elecciones del 2014. En adelante, el TSE tiene que regir elecciones municipales en Sucre, Quillacollo y Pazña; por lo demás, le restará solamente tareas administrativas, especialmente vinculadas al registro civil.

Es posible que también atienda algunos procesos de consulta previa o referendos municipales y regionales. La tarea más fuerte que le espera al TSE será la de operar las elecciones presidenciales y legislativas de diciembre del 2014, para el cambio de periodo.