Lima, Andina. La condena que recibió el ex presidente Alberto Fujimori por delitos de lesa humanidad fue un precedente importante en la sentencia contra el ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, según la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

“Con la condena a Fujimori, Perú fue uno de los primeros países en el mundo que hizo posible creer en la justicia contra aquellos que violaron los derechos humanos”, señaló Jo-Marie Burt, asesora principal de WOLA.

Según advirtió, existe mucha similitud en los casos de ambos ex mandatarios. “Son un ejemplo de que la justicia siempre llega, aunque para ello hayan tenido que pasar algunos años”, manifestó a la Agencia Andina.

“La sentencia a Ríos Montt me parece correcta. Los jueces de Guatemala argumentaron con claridad las razones por las cuales merecía ser condenado por genocidio y crímenes de lesa humanidad”, enfatizó.

Burt subrayó que condenas de este tipo reivindican a las víctimas y alimentan la esperanza de que se puede aspirar siempre a obtener justicia.

Fujimori Fujimori fue condenado por la justicia peruana a 25 años de prisión por delitos de corrupción y de lesa humanidad. No obstante, su familia ha solicitado el indulto humanitario.

Sobre Ríos Montt pesa una sentencia de 80 años de prisión por el delito de genocidio y crímenes contra la humanidad debido al asesinato de 1.771 indígenas a manos del ejército de Guatemala entre 1982 y 1983.

En la sentencia, el Tribunal de Mayor Riesgo consideró que el ex dictador permitió la aplicación de tratos inhumanos a la población y, pese a tener conocimiento de lo que estaba ocurriendo, no los detuvo.