Madrid. Los socios de la organización conservacionista WWF España decidieron este sábado por una amplia mayoría suprimir de sus estatutos la presidencia honorífica que ostentaba el rey Juan Carlos I, después de su polémico safari para cazar elefantes en Botsuana el pasado abril.

Con 94% de los votos a favor, la asamblea extraordinaria de la entidad decidió eliminar el artículo referente a la presidencia de honor de la fundación, que el rey Juan Carlos ocupaba desde su fundación en 1968, según explicó un comunicado colgado en su página web.

El pasado abril, el monarca se rompió la cadera durante un viaje privado a Botsuana para cazar elefantes, que hizo que desde todos los estamentos sociales se cuestionase su estilo vida y la responsabilidad del Jefe de Estado en un momento de profunda crisis económica en el país - en el centro de los problemas en la eurozona y con una de las tasas de paro más elevadas de la Unión Europea.

La decisión de WWF es fruto del malestar que se originó entonces entre sus socios.

"Aunque ese tipo de caza es legal y está regulada, ha sido considerada incompatible, por muchos socios, con la presidencia de honor de una organización internacional como WWF de defensa de la naturaleza y el medio ambiente", añadió la nota.

Tras un breve ingreso hospitalario en un centro de Madrid al que había sido trasladado de urgencia desde África, el rey Juan Carlos pidió perdón por su asistencia al safari.

El incidente devaluó la imagen del monarca en un año complicado para la familia real, salpicada por la imputación de su yerno, el marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, en un caso de corrupción.