Pekín. La Asamblea Nacional Popular votó este sábado unánimemente a favor de que el presidente Xi Jinping continúe en el cargo durante un segundo mandato (2018-2023), en la sesión plenaria celebrada en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín.

Xi, de 64 años y quien gracias a la reforma constitucional aprobada también por el ANP el pasado 11 de marzo podrá continuar en la presidencia de China después de 2023, fue elegido con 2.970 votos a favor, ninguno en contra y cero abstenciones.

"Desempeñaré honestamente mus labores, aceptaré la supervisión del pueblo y trabajaré duramente para construir un moderno país socialista", destacó Xi en su juramento.

Wang Qishan, elegido vicepresidente de China. En la misma sesión fue elegido como vicepresidente Wang Qishan, un aliado de Xi. Sólo un delegado votó en contra. Wang condujo el poderoso ente anticorrupción de China por cinco años hasta su retiro de la cúpula del Partido Comunista a fines del año pasado.

El domingo pasado, en una votación histórica, el Congreso Nacional del Pueblo había aprobado la posibilidad de que Xi pueda permanecer en el cargo de forma indefinida.

Pese a las resistencias dentro del propio país, el Parlamento chino, que no es elegido de forma libre y se reúne una vez al año en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, aprobó varias modificaciones constitucionales que eliminan la limitación de dos mandatos de cinco años que existía hasta el momento.