Buenos Aires. Los argentinos expresaron hoy en las redes sociales su conmoción por la muerte del fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, hallado sin vida anoche en Buenos Aires, a través de la etiqueta "#YoSoyNisman", que además ha servido para convocar una multitudinaria manifestación espontánea en la capital.

Miles de personas se congregaron la noche de este lunes en la emblemática Plaza de Mayo de Buenos Aires en reclamo de una investigación exhaustiva sobre la muerte de Nisman y sobre el caso que investigaba, que constituye el mayor atentado perpetrado contra los intereses judíos en Argentina.

"Que los argentinos podamos suponer, sospechar siquiera que un Gobierno pueda matar a un fiscal es, sin más, la muerte de ese Gobierno. #Nisman" expresó hoy el escritor argentino Martín Caparrós en la red social Twitter.

Como él, muchos otros referentes de la cultura, el periodismo y la política, además de miles de ciudadanos anónimos, eligieron las redes sociales para recordar al fiscal que investigaba el atentado terrorista que dejó 85 víctimas mortales en 1994.

"Que triste todo esto. Sensación de impunidad, de impotencia, de injusticia, de inseguridad, de violencia, de códigos mafiosos. Día de luto." manifestó el popular presentador televisivo Marcelo Tinelli en su perfil de Twitter.

La escritora Claudia Piñeiro utilizó la red social para vincular la repercusión del suicidio de Nisman con otro caso icónico de extraño suicidio en Argentina, el del empresario Alfredo Yabrán, cercano al ex presidente Carlos Ménem, que se suicidó en 1998.

La escritora Claudia Piñeiro utilizó la red social para vincular la repercusión del suicidio de Nisman con otro caso icónico de extraño suicidio en Argentina, el del empresario Alfredo Yabrán, cercano al ex presidente Carlos Ménem, que se suicidó en 1998.

"Nadie sabe aún que pasó pero sí muchos no creyeron en el suicidio de (Alfredo) Yabrán, muchos más no creerán en el de Nisman", señaló Piñeiro.

"La muerte de Nisman va ser para este Gobierno lo que Malvinas fue para los militares. El gobierno tenía la obligación de garantizar su seguridad", expresó el cineasta Enrique Piñeyro.

Por su parte, el periodista Jorge Rial compartió: "amanecer de un día donde el silencio tiene el peso de un grito. La sensación de haberse levantado en otro país. Que algo valioso perdimos." .

"En 12 días la denuncia completa de Nisman estará en manos del juez Ariel Lijo. Completa. Con todas las escuchas. A ese juez hay que cuidar", publicó el empresario Daniel Hadad.

Además, el Gobierno de Fernández se llevó una lluvia de críticas en la red y no faltaron los comentarios que acusaron directamente al oficialismo de tener responsabilidad en la muerte del fiscal, que el pasado miércoles había denunciado a la mandataria y a varios de sus colaboradores de presunto encubrimiento de sospechosos iraníes en la causa AMIA.

El cadáver de Nisman fue hallado anoche en su casa, ubicada en el exclusivo barrio de Puerto Madero, y los primeros exámenes forenses confirman que murió a consecuencia de un balazo en la sien disparado por su propia mano con la pistola calibre 22 que los investigadores hallaron junto su cuerpo.

Según la versión oficial, en el apartamento había documentos relativos a la denuncia que Nisman presentó la semana pasada contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, y sus colaboradores, sobre la cual tenía previsto comparecer hoy en el Congreso.