Tegucigalpa. El diálogo para debatir el tema de la instalación de una asamblea nacional constituyente comienza este lunes en la Casa Presidencial.

Paradójicamente el sector que más ha presionado en los últimos meses para que se convoque a esa instancia ha decido no atender el llamado al diálogo del presidente Porfirio Lobo Sosa.

Los zelayistas agrupados en el llamado Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), a través de uno de sus principales líderes, Rasel Tomé, han dicho que no atenderán el llamado de Lobo Sosa.

"Somos parte del Frente Nacional de Resistencia y acataremos la decisión de ir a la asamblea el 19 de octubre, los liberales en resistencia no asistirán a la reunión con el Presidente", dijo Tomé.

El zelayismo convocó a sus bases a una reunión el 19 para definir si participan en este diálogo con el mandatario. Hay que recordar que el ex presidente Manuel Zelaya catalogó esa invitación como una "trampa". Lobo Sosa convocó a varios sectores para debatir el tema de la constituyente.

La Comisión de Alto Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) planteó a Lobo Sosa cuatro requisitos para que Honduras sea aceptada en ese organismo.

Honduras fue suspendida de la OEA el 4 de julio de 2009 luego de que Zelaya perdiera el poder por violar la Constitución de la República. Uno de los requisitos planteados por esa Comisión fue convocar a un "diálogo político abierto" para tratar el tema de la constituyente.

Los otros tres requisitos son propiciar el retorno de Zelaya a Honduras con todas sus garantías, que Zelaya sea integrado al Parlacen (lo que ya sucedió) y fortalecer la lucha de la defensa de los derechos humanos en el país (lo que también se cumplió con la creación de una Secretaría de Derechos Humanos).

La agenda de este lunes. Lobo Sosa se reunirá con varios sectores por separado.

De acuerdo con la agenda los primeros en ser recibidos serían Juan Barahona, subcoordinador del frente nacional zelayista, y Edgardo Casaña, miembro del comité ejecutivo del frente. Ambos fueron citados para comparecer a las 9:00 de la mañana. Pero con el llamamiento del FRNP al parecer solo uno de ellos acudiría a la cita a título personal. Luego sería recibido el secretario general del frente nacional zelayista, Rasel Tomé, que fue convocado para las 11:00 de la mañana, quien ya dijo que no asistiría.

A las 2:00 de la tarde comparecerá el coordinador de la Unión Cívica Democrática, Jimmy Dacarett, y por último llegará, a las 4:00 de la tarde Elvin Santos Ordóñez, en representación del Central Ejecutivo del Partido Liberal.

Se espera que hoy se giren más invitaciones para que otros sectores asistan al palacio presidencial en el transcurso de la semana. "Creemos que este diálogo debe ser pensando en los más altos intereses del país y no los que solo piensan en favorecer a unos pocos", analizó el pastor Rafael Antúnez.

"La Iglesia está anuente a cualquier diálogo, pero la Confraternidad va a estar presente si es invitada a este diálogo". Por su parte, Jimmy Dacareth consideró que el Frente de Resistencia y todos los sectores deberían asistir a la reunión convocada por el mandatario. Analistas políticos han advertido que promover una constituyente sería un delito contemplado en la misma Constitución.

Diálogo no llegará a nada. Para el analista político Raúl Pineda "con este diálogo no se llegará a nada, sentimos que es hasta innecesario desde el punto de vista de la doctrina política hablar de un tema del que no se puede llevar legalmente a la práctica".

"Se puede hablar de una reforma integral de la Constitución, de casi la totalidad de la Constitución; de hecho hacer una nueva Constitución, pero menos en el tema de los artículos pétreos", afirmó.

Otros analistas políticos han considerado que promover una asamblea nacional constituyente sería un delito.

Sin embargo, otros consideran que el hecho que se promueva un diálogo por parte del presidente Lobo Sosa no significa que el mandatario está apoyando la iniciativa de crear una constituyente.

El mismo Presidente declinó dar su opinión porque, según dijo, él actuaba como facilitador del diálogo. Lobo cuestionó a Zelaya por hacer llamados para no asistir a la cita y le dijo que mejor se dedique a su labor de diputado al Parlacen.