Brasilia. La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, le solicitó a su par estadounidense, Barack Obama, llegar a una solución pacífica en el conflicto que se está desarrollando en Libia.

La petición fue confirmada por el asesor en asuntos exteriores de la presidenta, Marco Aurelio García, según informó el diario Granma.

"La presidenta, al final de la reunión bilalteral, hizo una declaración muy enfática en favor de la paz y de la solución diplomática de los conflictos", contó García.

La ofensiva militar que se está desarrollando en el país africano se originó tras la resolución de la ONU, donde se abstuvieron de votar las naciones de Brasil, India, China, Rusia y Alemania.