Lima. El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo este lunes que América Latina debe persistir en la unidad, para tener mayor peso en las decisiones internacionales, y no vivir a las sombra de las grandes potencias.

Señaló que se debe construir la ‘gran república latinoamericana’ que contrarreste la “atomización” y que enfrente en mejor posición a los estados multinacionales que toman decisiones, como Estados Unidos, China, Rusia y la propia Unión Europea.

“O nos juntamos o se seguirán imponiendo”, señaló en el conversatorio “Los presidentes de Túnez y Uruguay dialogan sobre la democracia: la experiencia árabe y suramericana”, junto al mandatario tunecino Moncef Marzouki, en el marco de la III Cumbre del ASPA que se desarrolla en Lima.

Ambos mandatarios dieron su visión sobre democracia y el proceso democrático en sus países, desde el punto de vista de la ‘primavera árabe’, en el caso de Túnez, y la democracia en América Latina, desde la experiencia uruguaya.

Mujica insistió en que hay que defender la democracia, pues si bien no es perfecta, es el mejor sistema en la actualidad, y su opuesto son las dictaduras.

“La democracia no es perfecta, pero es eternamente perfectible”, dijo para luego señalar que el reto de América Latina, es construir una democracia inclusiva y sin pobreza.

“No se despierta con una democracia igualitaria de la noche a la mañana (…) tenemos que seguir aprendiendo con enormes esfuerzos, la democracia es una causa y un camino”, señaló.

Mujica llegó esta tarde a Lima para participar en la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América del Sur-Países Árabes, que este lunes empezó con la reunión de cancilleres, y que culminará mañana con el encuentro de los mandatarios de ambas regiones.