El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, continúa su evolución en forma satisfactoria tras una cirugía de cáncer prostático, pero seguirá hospitalizado, dijo hoy su médico urólogo, Felipe Gómez.

El galeno indicó que Santos presenta una "evolución satisfactoria" en su primer día postoperatorio, se encuentra activo, con signos vitales estables y sin complicaciones.

"Su primer día postoperatorio está dentro de lo esperado con las molestias propias de dolor controlado, está tolerando muy bien la vía oral, se está movilizando y está atendiendo sus asuntos personales y familiares", dijo Gómez al rendir el tercer parte médico sobre la salud del mandatario.

Aún así "el presidente continuará bajo cuidado hospitalario durante el día de hoy," añadió Gómez. Familiares y amigos que han visitado a Santos revelaron que éste sigue conectado a sus actividades y pidió a sus asesores un teléfono inteligente, una tableta iPad y un computador portátil para seguir cumpliendo sus funciones.

Anoche mismo habló por teléfono con el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, para analizar los avances en las negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); y con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, con quien analizó la reforma tributaria que presentará esta semana al Congreso.

Su esposa María Clemencia Rodríguez y sus hijos María Antonia y Esteban lo han acompañado todo el tiempo, mientras su hijo Martín se ha mantenido en contacto desde Estados Unidos.

Santos recibió llamadas de varios dirigentes mundiales como el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y un mensaje del primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, quienes le desearon una pronta recuperación.

El presidente fue operado el miércoles tras detectarle un cáncer en etapa uno en la glándula prostática, pero continuará ejerciendo sus funciones como presidente durante todo el tiempo de la convalecencia