Ciudad de México. Excelsior. El grupo parlamentario del PRI en el Senado mexicano respaldará todas las acciones legislativas encaminadas a combatir de raíz la violencia intrafamiliar y escolar que padecen muchos niños y adolescentes, sostuvo el senador Emilio Gamboa Patrón.

En un comunicado, el senador por Yucatán subraya que los casos de violencia escolar e intrafamiliar que han consternado a la sociedad mexicana merecen atención inmediata del Estado para prevenir y erradicar las conductas que comprometen el desarrollo integral de los menores.

Tras advertir que una infancia libre de violencia es la clave para alcanzar la transformación que México requiere, afirma que las escuelas y hogares deben ser lugares de resguardo y promoción de derechos humanos para quienes representan el futuro.

Luego de manifestar su rechazo y condena total a las diferentes expresiones de violencia que afectan a niñas, niños y adolescentes, el coordinador de los senadores del PRI dijo que "nos debe preocupar esta tendencia ascendente, por lo que revertir la situación actual requiere de la acción concertada del gobierno, maestros, padres de familia y la sociedad en general, para poder dejar atrás el primer lugar que hoy ocupamos por casos de bullying entre los países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico".

Recordó que desde noviembre pasado, los senadores del PRI  presentaron una iniciativa a fin de que se lleve a cabo un protocolo nacional para el diagnóstico y atención contra la violencia escolar, con fundamentos estadísticos que, además de reconocer sus diferentes modalidades, defina  métodos que la contrarresten.

No obstante, agregó que su fracción se mantiene atenta a las restantes propuestas que ya existen en la Cámara Alta, convencidos de que en la defensa de la niñez y adolescencia no debe  haber ningún signo  partidista.

Reconoció que el Gobierno de la República está haciendo su parte, por lo que expresó su respaldo a la política recién anunciada por la  Secretaría de Educación Pública, para poner en marcha un programa que combate el acoso y la violencia escolar en el país, con base a  la reforma educativa aprobada en esta LXII Legislatura.