Moscú. La primera central nuclear iraní de la provincia de Bushehr empezará a funcionar en su plena capacidad en las próximas semanas, declaró el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Riabkov.

"El reactor opera actualmente al mínimo nivel y significa que la central podrá empezar a funcionar a su plena capacidad en las próximas semanas”, dijo Riabkov en una rueda de prensa, según informa la agencia Ria Novosti.

Sin embargo, sostuvo que al tratarse de un proyecto complicado, no es posible precisar una fecha.

La compañía rusa Atomstroiexport es la contratista general de la construcción de la primera central nuclear iraní.

Las obras fueron iniciadas en 1974 por el consorcio alemán Kraftwerk Union A.G. pero en 1980 esta empresa rompió el contrato por la decisión del Gobierno alemán de apoyar el embargo de Estados Unidos sobre el suministro de equipos a Irán.

Posteriormente, Rusia firmó en 1998 un contrato con Irán para completar las obras en Bushehr.

La puesta en marcha de la central ha sido pospuesta en varias ocasiones por razones técnicas o financieras.

El gobierno de Estados Unidos considera que Irán busca tener acceso a la energía nuclear con la finalidad de desarrollar un programa de armas de destrucción masiva.

Teherán rechaza esa versión y asegura que sólo busca generar energía con fines pacíficos, razón por la cual no ha acatado los pedidos para que deje sin efecto su programa nuclear.