Bogotá. El presidente colombiano Juan Manuel Santos denunció este sábado la infiltración de grupos violentos en las universidades públicas, tras las alteraciones de orden público provocadas esta semana, con ocasión de protestas protagonizadas por alumnos de algunos centros educativos.

El mandatario dice que hay una clara estrategia de organizar grupos de encapuchados para atacar a la fuerza pública con explosivos y luego hacerse pasar como víctimas de las autoridades policiales.

“La universidad tiene que deslindarse de esos grupos violentos que están aprovechando ciertas situaciones (...) para crear violencia y generar problemas”, señaló.

Además, dijo que es necesario establecer diferencias entre lo que es la protesta social y los hechos de violencia que se vienen registrando alrededor de varias universidades públicas.

Añadió que hay directrices específicas para las autoridades, en el propósito de evitar nuevos desmanes.

“La fuerza pública tiene instrucciones clarísimas: no vamos a permitir violencia en ningún establecimiento de educación”, sentenció.