Bogotá. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó una investigación de autoridades civiles a las denuncias de corrupción en el Ejército, luego de condenar supuestos sobornos en esa institución en la asignación de contratos.

Santos calificó hoy como "muy graves" las denuncias que realizó una revista local sobre una supuesta red de corrupción entre algunos militares de alto rango, en la que se estarían pagando sobornos tras la asignación de millonarios contratos.

"Muy graves los hechos de corrupción que se han denunciado al interior del Ejército. Le he dado instrucciones al ministro de Defensa para que de inmediato proceda con las decisiones contundentes y ejemplarizantes a que haya lugar, y las informe al país. Esto es inaceptable", precisó el jefe de Estado en un comunicado.

Santos pidió investigar a la Fiscalía, la Procuraduría General y a la Contraloría, luego de conocer las denuncias de la revista "Semana", que reveló cómo la red de militares corruptos no se limitaba a los grandes contratos, sino que sacaba grandes comisiones de dinero que eran enviadas para el funcionamiento de guarniciones castrenses.

"Pido a la Fiscalía darle prioridad a esta investigación, al igual que a la Procuraduría y la Contraloría, ya que por ningún motivo hechos de corrupción como éstos deben ser investigados por la justicia militar", añadió el presidente colombiano.

"Me siento indignado por el daño que esto causa a las fuerzas militares y al país", añadió Santos en el boletín, emitido desde Hato Grande, a las afueras de Bogotá.

Por su parte, el ministro de Defensa Pinzón declaró que el gobierno no tolerará ningún caso de corrupción y agregó que los responsables por ese caso serán capturados.

"Esas denuncias me parecen muy graves, que no vamos a tolerar la corrupción en ningún caso ni en ningún sentido, y por supuesto en este momento se está haciendo un análisis juicioso para poder tomar las determinaciones que sean necesarias", expresó Pinzón durante un acto realizado en la ciudad de Cartagena.