Freetown. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reafirmó el viernes al gobierno y al pueblo de Sierra Leona el compromiso de la ONU de ayudar a Sierra Leona a luchar contra el virus del Ebola.

Durante una conferencia de prensa llevada a cabo en el marco de su visita de evaluación al país para ver de primera mano el impacto del virus, Ban dio la bienvenida a la operación del gobierno, cuyo objetivo es acabar con la cadena de transmisión.

Afirmó estar impresionado con el centro de mando, que está bien estructurado y organizado, así como con el centro de tratamiento Hastings, donde uno de los supervivientes, que resultó infectado pero ha sido curado, se ha convertido en uno de los asistentes sanitarios en el centro.

Ban pidió a la audiencia que "se enfrenten al virus basándose en hechos" y de manera científica, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, a la que describió como la "autoridad" en este asunto.

Mantuvo que las Naciones Unidas ha estado con el país africano durante los momentos más difíciles y continuará "estando con vosotros hasta que este virus se ponga bajo control y se erradique del país".

Anotó que Sierra Leona, bajo el liderazgo del presidente Koroma, ha realizado progresos significativos en algunas partes del país, pero reconoció rápidamente que todavía quedan retos, y que el virus del Ebola supone un gran riesgo para todos y cada uno de los sierraleoneses.