Bogotá. Los secuestros aumentaron en Colombia un 32% interanual en el 2010 por un incremento del accionar de la delincuencia común y de la guerrilla, que también recurrió a la extorsión como una de sus principales fuentes de financiación, reveló un estudio.

La Fundación País Libre informó que el 2010 se reportaron en Colombia 282 secuestros, frente a 213 en el 2009.

Colombia fue el país más afectado a nivel mundial por este delito a finales de la década de 1990 y en el año 2000, con más de 3.000 secuestros anuales, la mayoría cometidos por las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"El delito del secuestro continúa activo, no se ha proscrito, no se ha eliminado su práctica", dijo a Reuters Claudia Llano, directora encargada de País Libre.

Foco: extorsión a empresas. La funcionaria denunció que el incremento del secuestro está directamente vinculado con un aumento de la extorsión a empresas, debido a que las guerrillas secuestran a empleados de compañías para presionar pagos de millonarias sumas de dinero.

El 2010 se reportaron 1.335 denuncias por extorsión, es decir más de tres casos diarios, precisó la investigación.

El estudio responsabilizó a la delincuencia común de un 57% de los secuestros en el 2010, a las FARC de un 23%, al ELN de un 12% y los grupos armados ilegales conformados por antiguos paramilitares paramilitares de ultraderecha del restante 8%.

La tasa de secuestros en Colombia cayó sustancialmente en medio de una ofensiva militar contra la guerrilla que inició el ex presidente Alvaro Uribe en el 2002 con el apoyo de Estados Unidos y que obligó a los rebeldes a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas.

De acuerdo con Llano, que citó estudios internacionales, el país más afectado por el secuestro en América Latina es México, mientras que el delito se disparó en los últimos años en Venezuela y algunos países de Centroamérica como El Salvador y Guatemala.