Santiago. Un tema permanente en la discusión sobre diversificar las fuentes de energía tiene Chile, y ese escenario cada cierto tiempo revive la polémica de contar o no con una central nuclear.

Una encuesta del diario La Tercera demuestra el grado de rechazo que genera esta idea, especialmente considerando la crisis que vive Japón en estos días y la alta incidencia de terremotos que presenta el país latinoamericano.

En el sondeo se aprecia que el 86% de los consultados no está de acuerdo con la construcción de plantas nucleares en Chile.

La cifra representa un alza en comparación con estudios previos. En 2006 el rechazo llegaba a 43%, en 2008 subió a 52% y en 2010 alcanzó 74%.

Consultado si aceptaría bajo condiciones especiales contar con una central nuclear, un 60% de los requeridos dijo que bajo ninguna condición estaría de acuerdo, mientras que el 40% restante dijo estar a favor bajo condiciones muy especiales. En este último caso se planteó como elemento  básico que la central estuviera alejada lo más posible de los centros urbanos y también del mar.

Curiosamente, 47% estuvo a favor de que el gobierno profundice su conocimiento sobre esta forma de energía, aunque 35% dice que hay que desechar cualquier investigación sobre el tema.

Entre las razones que explican el rechazo se ubica en primer lugar las condiciones sísmicas del país (42%).

Consultado sobre cómo diversificar la matriz energética, los encuestados apuestan al uso de energías renovables (eólica, solar, geotérmica).