La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) acogió la reciente aprobación por el Congreso del país de la Ley sobre Refugiados y Protección Complementaria, y destacó los aspectos innovadores contenidos en la nueva legislación.

La organización resaltó la inclusión de la persecución por motivos de género como una de las causas para acceder a la condición de refugiado, así como la figura de la protección complementaria.

La Ley también incluye principios importantes del Derecho Internacional de los Refugiados, entre los que se cuentan el principio de no devolución, la no discriminación, la no sanción por ingreso irregular, la unidad familiar, el interés superior del niño, la no notificación consular y la confidencialidad.

El Acnur señaló que la Ley llena un vacío en la legislación mexicana y permite una armonización de ésta con los instrumentos internacionales de los que forma parte el país, además de establecer una distinción clara entre migrantes y refugiados.

Actualmente México cuenta con una población de más de 1.400 refugiados provenientes de países como Guatemala, Honduras, El Salvador, Colombia, Haití, así como de países de África, Medio Oriente y Asia.

*Con información de la ONU