Chicago. Casi 84% de los vuelos de Estados Unidos a Europa fueron cancelados el sábado por la nube de ceniza volcánica que afecta a gran parte del Viejo Continente.

La enorme nube paralizó casi todos los vuelos en Europa y dejó varados a miles de pasajeros desde que el volcán islandés Eyjafjallajokull entró en erupción.

Los vuelos comerciales no eran los únicos afectados por las peligrosas condiciones. El presidente estadounidense, Barack, Obama, debió cancelar un viaje a Polonia para asistir al funeral del mandatario Lech Kaczynski. American Airlines canceló 56 vuelos, dijo una portavoz, aunque seguía volando a España e Italia.

Cada día, las aerolíneas estadounidenses operan unos 337 vuelos de pasajeros y carga hacia Europa. El sábado, 282 de esos vuelos fueron cancelados, según la Asociación Estadounidense de Transporte Aéreo.

Representantes de Continental Airlines Inc, Delta Air Lines Inc y United Airlines no pudieron ser inmediatamente contactados para comentar sobre su situación.

La empresa de correos FedEx Corp dijo que 100 vuelos de FedEx Express que se dirigían a Europa habían sido reprogramados, redireccionados o cancelados en 72 horas. En tanto, UPS dijo que había comenzado a distribuir su correspondencia en Europa por vía terrestre.

Las aerolíneas estadounidenses aún no estimaron el costo financiero de las cancelaciones. Sin embargo, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo estimó que las compañías aéreas estaban perdiendo US$200 millones diarios en ingresos por las cancelaciones.