Lima. Al menos una persona murió el domingo en el sur de Perú en un enfrentamiento entre la policía y mineros artesanales que protestaban para demandar la derogatoria de varias leyes que, según argumentan, afectan su "único sustento".

El primer ministro, Javier Velásquez, dijo que una persona murió durante el choque entre las autoridades y unos 6.000 mineros informales que bloquearon por varias horas una importante arteria vial en la localidad de Chala, en la sureña región de Arequipa, según lo citó la agencia oficial Andina.

Los mineros protestaban como parte de una huelga indefinida convocada por la Federación Nacional de Mineros Artesanales del Perú para demandar la derogatoria de dos leyes y un decreto de urgencia que dicen "atenta contra su único sustento de vida".

El Gobierno afirma que con el decreto busca "ordenar" las operaciones de los mineros informales.

El polémico decreto dispone la creación de una zona de exclusión minera en Madre de Dios, una de las regiones más contaminadas del país andino, y prohíbe el uso de herramientas que suponen un peligro para el medio ambiente.

La minería informal en Perú, en la que se extrae mayormente oro, se ha convertido en uno de los mayores problemas ambientales del país, ha dicho el Gobierno.

La actividad de extracción, que se realiza sin permisos legales ni medio ambientales y con casi nulo cuidado de los trabajadores, ha aumentado fuertemente en los últimos años, a tal punto que puede representar cerca del 10 por ciento de la producción aurífera del país, según expertos.

Perú es el sexto mayor productor mundial del metal amarillo.