Ciudad de Guatemala. El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) confirma que el sismo tuvo una magnitud de 7,2 grados en la escala Richter, con epicentro en las costa de Champerico, Retalhuleu.

El movimiento telúrico duró más de 30 segundos y  fue sensible en toda la república con excepción de Petén, la intensidad en escala Mercalli, que mide efectos y daños de infraestructura es de 5 grados.

Bomberos Municipales Departamentales informan sobre tres casas destruidas en Amatitlán, así como dos personas desaparecidas.

Socorristas confirman la muerte de dos personas soterradas en San Marcos, fueron identificadas como Edilsa Castillo Merida, de 47 años, y su nieta Melany Castillo, de seis meses.

El presidente Otto Pérez Molina declaró alerta roja y dijo que los departamentos más afectados fueron San Marcos, Sololá, Quetzaltenango y Guatemala, pero se oficializará los datos de daños en las próximas 13 horas en la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Tras el sismo se registra la caída de líneas telefónicas, falta de luz y la caída de casas en distintos puntos del país. Según el mandatario los aeropuertos no reportan daños y se cuenta con recursos para afrontar la emergencia.

Las actividades públicas en el Palacio Nacional de la Cultura se suspendieron al igual que en la Cámara de la Industria, donde los visitantes salieron del edificio en forma de prevención.

En Retalhuleu se evacuó a los trabajadores del palacio de Gobierno por rajaduras provocadas en este evento.

En Coatepque, Quetzaltenango, se registran daños en estación bomberos municipales; evacuaron a las estudiantes del instituto privado Rafael Arévalo Martínez, varias estudiantes con crisis nerviosas y desmayadas.

Se registró el derrumbe de casas en  San Pedro Sacatepquez, San Marcos, la escuela de esta localidad se desplomó y se trasladan a ocho personas entre estudiantes y maestros.  Hay grietas en el suelo.