Lima, Andina. El presidente del Perú, Alan García, pidió este martes perdón a la comunidad japonesa en el país por las vejaciones que se cometieron en contra de sus migrantes durante 1941, año en que se inició la segunda guerra mundial.

García recordó que durante esa época “miles de ciudadanos japoneses o hijos de japoneses fueron arbitraria e ilegalmente detenidos, deportados a Estados Unidos, y cientos de ellos encerrados en medio de alambradas en Ancón”.

“Hoy día vengo a decir como presidente de Perú, que personifica a la nación, que pedimos perdón por ese grave atentado contra los derechos humanos y la dignidad de los peruano-japoneses y japoneses en 1941”, expresó.

“Y aprovechando esa circunstancia turbas de bandidaje asaltaron sus viviendas, sus comercios, ocuparon sus bienes, y de esa manera se perpetró contra los japoneses y peruano-japoneses un atentado por el cual nunca el gobierno peruano ha pedido perdón o disculpas”, agregó García.

En otro momento, el primer mandatario expresó su satisfacción por haber logrado uno de los objetivos de su gobierno que fue “restablecer a plenitud, fortalecer, profundizar y despolicializar” las relaciones entre los gobiernos de Perú y Japón.

“Creo que hemos logrado ese objetivo y prueba de ello es la suscripción de nuestro acuerdo de complementación económica o tratado de libre comercio que abre las puertas a un intercambio tecnológico de inversiones y de personas que, estoy seguro, será de inmensa utilidad para Perú y Japón”, destacó.

Durante la inauguración de las obras de construcción de la tercera etapa de la clínica Centenario Peruano Japonesa, el mandatario también agradeció en nombre de los peruanos el compromiso y el importante aporte a la salud que representa este nosocomio.

“Esta clínica atiende un promedio de 130 mil personas, lo que es un vigoroso aporte a la salud de nuestro país, y quiero agradecer que en sus 35 especialidades tenga la mejor y más alta tecnología en diagnóstico e intervención operatoria”, comentó.