París. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, exhortó este jueves al gobernante Partido Socialista a que limite el uso de vehículos en la capital francesa y sus suburbios los viernes después de que se disparara la contaminación del aire, lo que representa una amenaza para la salud pública.

"Dada la duración excepcional de un pico en la contaminación", Hidalgo solicitó a las autoridades nacionales "que tomen medidas de emergencia los viernes, como la alternancia del tráfico".

Con el fin de frenar los niveles alarmantes de contaminación del aire, prometió que todo el transporte público será gratuito durante un día y pidió a los parisinos que utilicen Velib y Autolib, servicios de compartimiento público de bicicletas y de autos eléctricos.

Además, las autoridades recomendaron reducir las velocidades de conducción y evitar la actividad física intensa en exteriores, así como las caminatas en exteriores con niños.

La Asociación Airparif, un órgano medioambiental responsable de monitorizar la calidad del aire, espera que el índice de contaminación sea de hasta 80 microgramos por metro cúbico (mcg/m3) debido a las crecientes cantidades de contaminantes PM10.

El límite seguro de PM10 es de 80 mcg/m3, dijo la asociación.

El incremento en el nivel de contaminación fue causado por las altas temperaturas, las que elevan los contaminantes generados por vehículos e industria. Además, el aire caliente volvió a circular lentamente por la región norte de Francia, densamente poblada, y por la capital.