Lima. Los dos pilotos de una aeronave secuestrada hace tres semanas en Perú por presuntos narcotraficantes aparecieron este miércoles en buen estado de salud, dijo el gerente general de la compañía propietaria de la avioneta, Aeroadiana.

La nave, un Cessna Grand Caravan, fue declarada desaparecida el 10 de junio con nueve personas a bordo tras despegar de un aeródromo ubicado al sur de Lima utilizado por las aeronaves que sobrevuelan las famosas líneas de Nazca.

"Hoy (miércoles) a las 5.00 de la tarde (2200 GMT) los dos pilotos se comunicaron con nosotros (...) ellos están muy bien, felizmente ellos ya están de regreso en la ciudad de Puerto Maldonado", en el sureste de Perú, precisó el gerente general de Aerodiana, Jorge Dávila.

El ejecutivo agregó que desconoce el paradero de la nave y que los pilotos no han ofrecido más detalles debido a que "están amenazados".

Tras el secuestro, el portavoz de Aeroadiana, Jorge Belaván, dijo que la avioneta habría aterrizado en un aeropuerto clandestino en la selva de Perú con los dos tripulantes y siete pasajeros, y que de ahí habría partido a Bolivia o Brasil.

La ciudad de Puerto Maldonado donde aparecieron los pilotos es fronteriza con Brasil y Bolivia.

En la selva peruana operan bandas de narcotraficantes que actúan en alianza con remanentes de la guerrilla izquierdista Sendero Luminoso.