Buenos Aires. El gobierno argentino implementará a partir de esta semana nuevas medidas en pasos fronterizos, puertos y aeropuertos habilitados para el tráfico internacional para reforzar los controles en las aduanas, dijo este jueves el titular del ente recaudador de impuestos.

Las medidas incluyen la eliminación del trato preferencial para entrada y salida de equipaje, la prohibición de controles aduaneros en lugares no oficiales y del uso de celular en las zonas donde se realizan las tareas de inspección.

"La idea desde el plano estrictamente operativo es dar nuevas reglas de juego aggiornadas (actualizadas) a los momentos que se viven", dijo en una rueda de prensa Ricardo Echegaray, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

"Priorizamos un tratamiento ágil, dinámico, pero que sea igual para todo el pasajero que ingresa o egresa del país y que garantice resguardo suficiente para la transparencia de la tarea de control que despliega el servicio de aduanas", agregó.

El equipaje de funcionarios públicos locales o representantes de estados extranjeros que estén viajando en ejercicio de la función pública podrá ser inspeccionado en lugares específicos fuera de los canales oficiales generales.

Pero en estos casos siempre deberá "mediar una petición formal por escrito a través de las áreas de protocolo" del Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial", explicó el funcionario.

Las nuevas disposiciones entrarán en vigencia luego de la publicación en el Boletín Oficial, prevista para el próximo viernes.

Echegaray precisó que en Argentina hay 140 pasos fronterizos, 78 puertos y 20 aeropuertos habilitados para el tráfico internacional.