Buenos Aires. Más de 700.000 personas dejaron de fumar en Argentina de 2009 a 2012, y actualmente siete de cada diez fumadores piensan dejar esa adicción, informó el Ministerio de Salud, con base en la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos, que por primera vez se levantó en esta nación sudamericana.

"Más de 700.000 personas dejaron de fumar de 2009 a 2012, y siete de cada diez fumadores están pensando en abandonar el cigarrillo", indicó este martes la cartera sanitaria argentina, en un comunicado.

El ministerio adelantó algunas de las conclusiones de la consulta, en la que participaron la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Centro para el Control del Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, y que se presentará de manera oficial en Buenos Aires el próximo jueves, en el contexto del Día Internacional del Aire Puro.

Añadió que el sondeo se aplicó a 7.000 personas de todo el país, seleccionadas al azar.

"Esta encuesta ya se realizó en más de 20 países, y a partir de estos resultados vamos a poder profundizar el conocimiento sobre la epidemia del tabaquismo local y, además, podremos comparar el consumo de tabaco que se registra en el país con el de otros Estados", dijo la subsecretaria de Prevención y Control de Riesgos, Marina Kosacoff.

El sondeo, levantado por el estatal Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), será presentado el jueves próximo en el Ministerio de Salud argentino.

Abordó como tópicos consumo de tabaco; la exposición al humo ajeno; la cantidad de gente que dejó o quiere dejar de fumar; aspectos económicos del tabaquismo; la publicidad, y actitudes y percepciones de mayores de 15 años sobre esta adicción.

Diseñados por el CDC estadounidense, estudios similares ya han sido realizados en Brasil, Uruguay, México, Rusia, Tailandia, Polonia, India y Bangladesh, entre otros países.

El Ministerio de Salud añadió en su nota que con el sondeo se pudo saber que 22,8% de los mayores de 18 años fuma, lo que representa un descenso respecto al 27,1% que arrojó en 2009 la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR).

En relación con la exposición involuntaria a fumadores, el nuevo estudio mostró que 31,6 por ciento de los adultos que trabajan en ambientes cerrados -3,4 millones de personas-, estuvo expuesto al humo ajeno, mientras que 33 por ciento corrió la misma suerte en sus hogares y otro 23,2 por ciento lo sufrió en restaurantes.

Al respecto y citado en el comunicado, el director de Promoción y Control de Enfermedades No Transmisibles de la cartera, Sebastián Laspiur, destacó que la encuesta permitirá conocer con mayor detalle los hábitos de los fumadores, lo que servirá para planificar políticas sanitarias enfocadas a reducir el tabaquismo.

Desde 1977, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció que cada tercer jueves de noviembre se celebrará en todo el mundo el Día Internacional del Aire Puro.

Sus principales objetivos se basan en hacer conciencia en la población mundial sobre la importancia de vivir en ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco, y en incentivar a los fumadores a abstenerse de fumar por, al menos, 24 horas.

El 13 de junio de 2011 el gobierno argentino dispuso por ley la obligatoriedad de que los ambientes de trabajo y de uso público sean libres de humo en toda el país, sin excepción.

La norma, además, prohíbe que tabacaleras realicen publicidad, promoción y patrocinio con sus productos, y les obliga a incluir advertencias sanitarias con imágenes en los paquetes de cigarrillos, una disposición en vigor desde el mes pasado.