Si bien ya eran populares desde hace algún tiempo, el "selfie" tomado por la animadora norteamericana Ellen DeGeneres en la entrega de los premios Oscar puso a este tipo de 'autorretratos digitales' nuevamente de moda, desatando una verdadera 'selfiemania' en las redes sociales.

Sin embargo la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) ha señalado que tomarse fotografías de este tipo revela un trastorno mental.

En la reunión anual de la APA, definieron a quienes aman tomarse fotos a si mismos como personas que padece un trastorno llamado "selfitis".

De esta forma, definieron a la 'selfitis' como "el deseo compulsivo obsesivo para tomar fotos de uno mismo y publicarlos en los medios sociales como una forma de compensar la falta de autoestima y para llenar un vacío en la intimidad".

Además la APA definió tres niveles para la "selfitis":

- Selfitis Borderline: tomarse fotos de uno mismo por lo menos tres veces al día, pero sin llegar a compartirlas en redes sociales.
- Selfitis Aguda: tomarse fotos de uno mismo por lo menos tres veces al día y luego publicarlas todas en redes sociales.
- Selfitis Crónica: tomarse fotos de uno mismo "sin control"; cuando una persona se toma más de 6 selfies al día y los comparte en todas sus redes sociales en repetidas ocasiones.

Por ahora los miembros de la APA han señalado que no existe cura para este mal, pero que si se cuenta con un tratamiento temporal disponible a través de la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC).