México DF. El candidato favorito para ganar las elecciones de gobernador de esta semana en el estado mexicano de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos, fue asesinado este lunes en medio de una creciente ola de violencia ligada al narcotráfico, dijeron autoridades.

Rodolfo Torre, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y opositor al gobierno del presidente Felipe Calderón, habría sido asesinado en una emboscada cuando se dirigía a un mitin de cierre de su campaña, dijeron medios locales.

Un funcionario de la policía local que prefirió el anonimato dijo que el candidato, quien aventajaba por mucho a sus rivales en todas las encuestas electorales para los comicios del domingo, probablemente fue asesinado por narcotraficantes.

En Tamaulipas, el grupo armado Los Zetas y el cártel del Golfo, antes aliados y hoy adversarios, libran sangrientas batallas por el control de la zona, clave para el ingreso de drogas al mercado estadounidense.

Imágenes en televisión mostraron varios cuerpos de personas asesinadas, entre los que estarían el del candidato y su comitiva, en una carretera junto a camionetas con logotipos del PRI y fotografías de Torre.

Casi la mitad de los estados mexicanos se alistan para las elecciones del 4 de julio, de la que surgirán 12 nuevos gobernadores, cientos de alcaldes y diputados locales. En varios estados, sobre todo los fronterizos con Estados Unidos, hay focos rojos por la violencia.

"Es un atentado injusto, contra un político limpio (...) en este caso el mensaje busca generar un enorme temor", dijo Enrique Jackson, miembro del PRI y ex presidente del Senado, en declaraciones a Foro TV. Jackson había acompañado a Torre en varios actos de campaña.

El mes pasado fue asesinado el candidato a la alcaldía de Valle Hermoso, en Tamaulipas, José Guajardo, del partido del presidente Calderón.

La senadora priísta María de los Angeles Moreno dijo que los comicios deben realizarse tal como estaban programados, a pesar de la violencia, pero con estrictas medidas de seguridad.

Muchos candidatos modificaron sus estrategias de propaganda para no exponerse ni ellos ni a sus seguidores, sobre todo en los estados fronterizos. Incluso algunos partidos, por temor, no hicieron postulaciones a candidatos a diputados y alcaldes, como pasó en algunos municipios de Tamaulipas.

El peso mexicano cambiaba su tendencia el lunes y caía ante la cautela del mercado tras conocerse del asesinato.

Desde que Calderón lanzó un ataque frontal contra el narcotráfico a poco de asumir en 2006, la violencia por los sangrientos reacomodos de los cárteles y los choques contra militares y efectivos policiales no deja de crecer.

El número de muertos desde entonces supera los 25.000, la mayoría narcotraficantes. Pero también han fallecido niños atrapados en fuegos cruzados.