México D.F. Una alta funcionaria del estado mexicano de Chihuahua, donde está ubicada la violenta Ciudad Juárez, fue asesinada tres días antes de las elecciones estatales en el país y en medio de una ola de crímenes del narcotráfico, informaron este jueves autoridades. 

Sandra Salas, subprocuradora de asuntos internos de la fiscalía de Chihuahua, murió en la noche del miércoles en un ataque a balazos junto con uno de sus escoltas. Otro escolta también recibió disparos y se encuentra grave.

La funcionaria viajaba en una camioneta cuando fue atacada, dijo Arturo Sandoval, portavoz de la subprocuraduría en Ciudad Juárez.

El lunes, el candidato del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno del estado de Tamaulipas, Rodolfo Torre, fue asesinado en una emboscada supuestamente por sicarios del narcotráfico, lo que dejó en alerta a las autoridades.

Este fue el peor crimen de un político en los últimos años e inédito desde que el presidente Felipe Calderón lanzó operativos con militares y policías para combatir a los cárteles del narcotráfico, en diciembre del 2006.

Desde entonces han muerto más de 25.000 personas, en su mayoría narcotraficantes.

El gobierno de Calderón y los gobernadores de 12 estados donde serán renovadas casi todas las autoridades en unas elecciones el domingo tratarán de garantizar la seguridad, en medio de un clima tenso por los asesinatos y balaceras de los cárteles de la droga entre sí y contra fuerzas de seguridad.

Este miércoles, la cabeza de una persona fue arrojada frente a la casa del candidato a alcalde del PRI por Ciudad Juárez, Héctor Murguía.