San Salvador. El oficial de enlace de Interpol México en El Salvador, Guillermo Medina, resultó gravemente herido este viernes y su esposa murió cuando fue atacado a balazos mientras se desplazaba en un vehículo por una zona céntrica de la capital.

 Medina, quien trabaja como representante de México en una oficina regional de Interpol para Centroamérica, había sido atacado a balazos también en enero, aunque autoridades dijeron que no hay por ahora nexo entre un atentado y otro.

El atentado contra Medina y su esposa se produce días después de que el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, advirtiera que el grupo armado del narcotráfico mexicano conocido como "Los Zetas" estaría operando en El Salvador.

Sin embargo, el subdirector de investigaciones de la policía, Howard Coto, dijo que por el momento las autoridades no tienen elementos para decir que se trate de un ataque de narcotraficantes.

"Es muy temprano para hacer una conclusión de este tipo", dijo Coto a periodistas.

Es creciente la presencia de bandas del narcotráfico mexicano en Centroamérica, cuyos países son utilizados como ruta de paso para trasiego de drogas desde Sudamérica a México y Estados Unidos.