Berlín. La cifra de muertos por una estampida en un festival de música electrónica en Alemania se elevó este domingo a 19 y la policía inició una investigación sobre cómo ocurrió el ataque de pánico masivo.

Investigadores y organizadores programaron para abordar el incidente del sábado que se produjo en un túnel de entrada a una ex estación de trenes en la ciudad de Duisburg, en el oeste de Alemania, donde se realizaba el evento.

"Actualmente estamos trabajando con los organizadores y recolectando evidencia con la esperanza de reconstruir los eventos, pero será una labor intensa", dijo por teléfono el domingo el portavoz policial Christoph Gilles.

El festival "Love Parade" atrajo a unas 1,4 millones de personas de toda Europa, en su mayoría entre 18 y 26 años.

La policía en la ciudad industrial de Ruhr dijo que otro de los asistentes al evento murió durante la madrugada, elevando la cifra total de víctimas fatales a 19, mientras que 342 personas resultaron heridas.

La policía de Duisburg intentó cerrar el túnel de entrada por cerca de media hora antes de que surgiera el caos por la tarde del sábado, pero el pánico se produjo de todas formas.

"Aparentemente algunos trataron de entrar al área escalando la barrera a lo largo de la rampa y luego cayeron", dijo tarde el sábado el jefe de un departamento de emergencias, Wolfgang Rabe, al canal ARD.

"Es lo que se supone hasta el momento, pero esto pudo haber causado el pánico", agregó.

El festival no fue cancelado de inmediato porque las autoridades temían que la medida llevara a un segundo ataque de pánico.

La música siguió sonando después de la estampida y numerosas personas bailaban, sin saber de la tragedia que ocurría cerca. Los organizadores finalmente suspendieron el "Love Parade" por la noche del sábado, horas después de que se supiera que había víctimas.

Inicialmente, los trabajos de rescate fueron obstaculizados por las enormes multitudes que asistían a uno de los eventos de música electrónica más grandes de Europa, dijeron funcionarios.