Santo Domingo. Autoridades de República Dominicana viajarán en las próximas horas a la capital venezolana para buscar personalmente a un presunto narcotraficante dominicano detenido en el país sudamericano, informaron este viernes fuentes de inteligencia.

Ramón Antonio del Rosario Puente, alias Toño Leña, prófugo de la justicia dominicana y señalado como lugarteniente del presunto narco boricua José Figueroa Agosto, fue detenido el miércoles en Caracas por autoridades venezolanas.

La comisión dominicana que viajará a Caracas la integran el jefe de la Policía, mayor general Rafael Guzmán; el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), mayor general Rolando Rosado; y el jefe de la interpol en la nación, precisaron a Reuters fuentes de inteligencia.

El arresto de Toño Leña, de 41 años, se produjo en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, en las afueras de la capital venezolana, cuando trataba de viajar a Colombia con identidad falsa. Toño Leña vivía en La Romana, una ciudad al este de Santo Domingo.

El arresto se produjo apenas horas después de que en visita al país, el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el dominicano, Leonel Fernández, suscribieran un acuerdo en materia de prevención del consumo indebido y represión al tráfico ilícito de droga.

"Venezuela capturó el miércoles al dominicano Ramón Antonio del Rosario Puente, acusado de liderar operaciones de narcotráfico en el Caribe", informó el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, en declaraciones el jueves en Caracas.

"Se trata de uno de los hombres más buscados por parte de autoridades dominicanas, responsable de las principales organizaciones criminales que operan en el Caribe y que además está vinculado a otras organizaciones criminales que trafican droga hacia Estados Unidos y Europa", sostuvo El Aissami.

Además precisó que se le buscaba por los presuntos delitos de tráfico ilícito de drogas, concierto para delinquir, lavado y legitimación de capitales.

El presidente de la DNCD, mayor general Rolando Rosado, había dado cuenta de la incautación a Del Rosario Puente de aviones, lanchas y otros bienes millonarios que tenía en la región este.

La persecución en su contra se activó desde septiembre del año pasado, pese a que con anterioridad un juez de San Pedro de Macorís lo había declarado "rebelde a la justicia".