Santiago. El terremoto del pasado 27 de febrero de 2010 la encontró en los últimos días de su gobierno, alistando los detalles para entregar el mando a la oposición. Tal vez por eso la ex mandataria chilena y actual directora ejecutiva de ONU Mujer, Michelle Bachelet no dudó en manifestar sus quejas a los últimas palabras de Sebastián Piñera.

"Creo que los chilenos y las chilenas esperan que el Presidente gobierne y no que busque siempre en el pasado culpables", señaló en entrevista con radio Cooperativa.

La autoridad explicó que "me parece que todos los gobiernos trabajan buscando como se logran los acuerdos con las fuerzas políticas y todos trabajan así", aludiendo a los comentarios que ha lanzado Piñera sobre el rol jugado por la Concertación en los últimos días.

Compartió las críticas de sus aliados en el sentido de que la reconstrucción ha sido lenta, y lamentó la falta de alguna institución formal que coordine estas tareas.

"Eché de menos una especie de agencia central de reconstrucción que defina con claridad, de manera mas transectorial, porque no es sólo un tema de vivienda, sino de muchos sectores que se vieron afectados, una institucionalidad", argumentó.

Con respecto al terremoto, dijo que en "toda la historia chilena cada vez que hubo un terremoto surgieron instituciones que se hicieron cargo, tal como fue la Corfo, en el '38, una estructura con fuerza y recursos que se dedique a eso".

En cuanto a sus recuerdos sobre la jornada del 27/F, la ex mandataria dijo que el principal problema vivido fue la falta de información. "Las Fuerzas Armadas, cuando tuvieron información la traspasaron, pero horas después del terremoto".

Insistió en que "hicimos lo humanamente posible con la nula información que había", frente a la "debilidad" que presentaron las instituciones vinculadas a entregar la información luego del terremoto.

"Hicimos el máximo esfuerzo para estar con la gente, las víctimas, y llegar a la comunidad. No hubo una sola pausa y sólo paramos para entregar el mando", dijo.