Washington. Gracias a los aportes de varios países, el Banco Mundial canceló la deuda por US$36 millones que Haití mantenía con la Asociación Nacional de Desarrollo (IDA), por lo que el país no tiene ningún pago de deuda pendiente con la institución.

El presidente del organismo, Robert Zoellick, indicó que el término de la deuda haitiana forma parte de las acciones para apoyar los esfuerzos de reconstrucción del país caribeño tras el terremoto que lo afectó en enero, informó El Financiero.

Añadió que “seguiremos trabajando en estrecha cooperación con el gobierno haitiano y nuestros socios internacionales para apoyar la recuperación del país y el desarrollo de largo plazo”.

Los aportes de Bélgica, Canadá, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Holanda, Noruega, España, Suecia y Suiza, hicieron posible terminar con la deuda haitiana.

Después del fuerte sismo de enero, el Banco Mundial aprobó US$479 millones en donaciones a Haití.

Previamente, en julio de 2009 la institución condonó US$1,2 mil millones de la deuda haitiana.