Londres. Los bebés que nacen de parejas que realizaron un tratamiento de fertilidad tienen un mayor riesgo de sufrir anormalidades y los médicos deben estar preparados para advertir a sus padres sobre los posibles riesgos, dijeron científicos franceses.

La genetista clínica Geraldine Viot dijo que las parejas que están considerando usar la tecnología de reproducción asistida (ART por su sigla en inglés) deberían saber que el riesgo de que el bebé sufra defectos de nacimiento es casi el doble que en aquellos concebidos naturalmente.

La ART incluye varios métodos, como la fertilización in vitro (FIV) y una técnica llamada ICSI, en la cual se inyecta directamente el esperma en un óvulo.

"Hallamos una importante malformación congénita en 4,24% de los niños (nacidos por ART)", dijo Viot, del hospital Maternity Port Royal, en París, cuyos resultados fueron presentados en una conferencia de la Sociedad Europea de Genética Humana, en Estocolmo.

Esto es el doble de lo registrado en la población general, dijo, pero agregó que la mayoría de los médicos que trabajan en clínicas de fertilidad en Francia sólo hablan a las parejas sobre esos riesgos si éstas les hacen preguntas específicas.

"Dado que nuestro estudio es el mayor hasta la fecha, creemos que nuestros datos son (...) estadísticamente representativos del panorama real", dijo Viot en un comentario sobre su investigación.

Un estudio publicado en 2009 determinó que el número de bebés nacidos en todo el mundo a través de ART creció a 246.000 anual en 2002 desde 219.000 en 2000.

El equipo de Viot condujo un sondeo de 33 clínicas de fertilidad francesas y estudió los datos de todos los nacimientos por ART entre 2003 y 2007, que dio un total de 15.162 niños.

Los cuestionarios fueron completados tanto por los padres como por el pediatra, y la prevalencia de las anormalidades en el parto fue comparada con los datos de los registros nacionales.

La edad promedio de los padres que tuvieron bebés con problemas al nacer no fue estadísticamente diferente a la de otros padres que realizaron tratamientos de fertilización.

Viot dijo que la tasa más elevada se debió en parte a la mayor cantidad de problemas cardíacos en los bebés nacidos por ART y también a la mayor cantidad de anormalidades de los sistemas urinario y reproductivo, sobre todo en los varones.

Entre los defectos menores, los científicos detectaron un número cinco veces mayor de angioma, que son tumores benignos formados por pequeños vasos sanguíneos en o cerca de la superficie de la piel. Esto fue dos veces más común en las niñas que en los niños.

Viot dijo que, hasta el momento, en Francia nacieron unos 200.000 niños por tratamientos de fertilización asistida. Esto significa que una tasa de anormalidades de esta magnitud debería considerarse un "problema de salud pública".

"Es importante que todos los médicos y políticos estén al tanto de esto", afirmó.