Bruselas. La policía belga confiscó 400 kilos de cocaína en bolsos deportivos provenientes de un barco que llegó desde Perú al puerto de Antwerp, después de que un guardia de seguridad portuaria siguió a cuatro hombres que se comportaban de forma sospechosa.

La confiscación de la cocaína, con un valor en la calle estimado en 97,5 millones de euros (US$119,7 millones) ocurrió durante la noche del 19 al 20 de mayo, pero fue anunciado este jueves por la policía federal.

Un trabajador del puerto identificó a los cuatro hombres, tres de los cuales llevaban pasamontañas, rondando 13 bolsos deportivos, que habían sido descargados de un barco que transportaba especias de Perú y dejados en cuatro carros de carga, informó la policía federal en un comunicado.

Los cuatro hombres continúan prófugos.

Antwerp está ubicado cerca de Holanda, uno de los principales puntos de entrada de cocaína a Europa.