Ciudad del Vaticano. El uso de condones para detener la propagación del sida puede estar justificado en algunos casos, dice el papa Benedicto XVI en un nuevo libro que se publicará la semana próxima.

En extractos publicados este sábado en el periódico del Vaticano, el papa cita el ejemplo del uso de condones por prostitutas como "un primer paso hacia la moralización", pero dice que los condones "no son realmente la forma de lidiar con el mal de la infección con VIH".

Si bien algunos líderes católicos romanos han hablado en el pasado sobre el uso limitado de condones en casos específicos y como el menor de dos males, para detener la propagación del sida, esta es la primera vez que el papa menciona la posibilidad.