Con el fin de ayudar a la reconstrucción de Haití y reformar su sistema de educación, el Banco Interamericano de Desarrollo anunció un plan para recaudar US$2.000 millones.

El organismo lidera un proyecto de cinco años que busca entrenar educadores, mejorar las instalaciones escolares y adoptar un currículum nacional.

El presidente René Preval anunció la iniciativa junto con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, señaló la Voz de América.

Antes del terremoto de enero –que dañó 4.000 escuelas y mató a 200.000 personas-, sólo la mitad de los niños haitianos en edad escolar asistían al colegio.