La Paz. Producto del desborde del río ubicado en el departamento boliviano de Chuquisaca, que arrastró un camión y un autobús, seis personas murieron, 13 quedaron heridas, mientras que 35 aún se encuentran desaparecidas.

El hecho se produjo por las intensas lluvias y granizadas que aumentaron el caudal del río Molle Punku que, generalmente, se encuentra seco durante buena parte del año, según informó La Tercera.

Campesinos y policías se organizaron para buscar los cuerpos de las personas desaparecidas.

Las autoridades locales solicitaron al gobierno un helicóptero para sobrevolar la región y determinar si hay sobrevivientes.