El agua contaminada en el río Pilcomayo pone en riesgo a centenares de habitantes de los departamentos bolivianos de Potosí (suroeste), Chuquisaca (sur) y Tarija (sur), alertó este sábado el fiscal de la provincia potosina de Cornelio Saavedra, José Luis Ríos.

El fiscal Ríos pidió a los pobladores de esos tres departamentos del país, por donde pasa el río Pilcomayo, evitar el consumo de agua y pescado del lugar tras la rotura de un dique que expulsó desechos tóxicos mineros.

Se trata de la Empresa Minera Santiago Apóstol en la localidad potosina de Canutillos, municipio de Tacobamba, cuyos residuos desbordados ingresan a la cuenca del Pilcomayo, indicó José Luis Ríos.

JEl fiscal declaró a periodistas en el departamento de Potosí (suroeste) que la sustancia tóxica afectó unos 500 metros cuadrados circundantes al río Pilcomayo.

"Eso puede causar daños irreversibles a nuestra sociedad, tomando en cuenta que las poblaciones aledañas a la cuenca Pilcomayo inclusive pueden consumir el agua, porque en las comunidades se carece de un sistema de agua potable", añadió.

El fiscal recordó que hace unos días un ciudadano del lugar tomó un sorbo de agua con una sustancia denominada cianuro de potasio, lo cual le causó la muerte inmediata.

"Esa sustancia (cianuro de potasio) es algo que comúnmente utilizan en actividades mineras", afirmó.

Desde el gobierno se constituyó en el lugar una comisión del ministerio de Medio Ambiente y Agua para evaluar la rotura del dique de cola, la cual contiene contaminantes de la actividad minera de Santiago Apóstol de Potosí.

"Se presume que la represa de dique de cola de la Empresa Minera Santiago Apóstol, de la comunidad Tacopampa de Potosí, se desbordó, y por ello dos técnicos se dirigieron al lugar para evaluar la situación", explicó por su parte a periodistas en La Paz el director general de Medio Ambiente, Francisco Salvatierra.

El funcionario subrayó que los especialistas coordinarán acciones de inspección y prevención con las autoridades competentes del departamento de Potosí y de la región para evitar mayores problemas.

La presidenta de la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea Departamental de Chuquisaca, Shirley Espada, confirmó sin embargo la rotura del dique y aseguró que ésta provocó la contaminación de las aguas del Pilcomayo.