La Paz. “No vamos a aplicar (el alza) desde el día lunes, lo que vamos a hacer es que la Confederación de Choferes de Bolivia presente por escrito al Ministro de Obras Públicas la resolución con el fin de que las autorice. El ajuste debe aplicarse sobre la base del estudio de la Autoridad de Fiscalización y control Social de Transportes y Telecomunicaciones (ATT) y tiene que ser autorizado por el gobierno”, explicó a La Razón el secretario general del sindicato de transportistas de Santa Cruz, Mario Guerrero.

Asimismo, el ejecutivo de la Federación Departamental de Choferes 1° de Mayo de La Paz, René Vargas, aseguró que por decisión del ampliado nacional del sector se exigirá que se aplique el estudio impulsado por la ATT el 2009, el cual establece un ajuste de tarifas en función de los costos de operación del sector.

Vargas agregó que en función a esos parámetros de referencia, “el costo de los pasajes debería variar entre 22 y 42%. De esa manera en el área urbana de La Paz y El Alto el incremento se daría en Bs 0,50 y entre las dos ciudades en un boliviano”.

El dirigente añadió, no obstante, que el sector sólo se sentará a dialogar con una autoridad con poder de decisión, es decir con el presidente Evo Morales.

“Me llamó el ayudante del Ministro de Economía y Finanzas para tener una reunión, pero nosotros estamos pidiendo que el encuentro sea con el Presidente. Estamos dispuestos a reunirnos el lunes, pero con una autoridad con poder de decisión”, dijo al respecto Vargas.

En Santa Cruz, el precio actual de los pasajes en los micros es de Bs 1,50 y con la nueva tarifa sería de Bs 2,20, complementó Guerrero.

“Vamos a esperar esta semana que viene para tener la autorización del gobierno, si no se la aprueba, la próxima semana se vendrían las movilizaciones”, advirtió el dirigente cruceño.

Por otra parte, el director Ejecutivo de la ATT, Fernando Llanos, aseguró que hasta ayer no recibió una petición oficial de los transportistas para la nivelación de las tarifas.

“Lo que tiene que proceder es que los choferes se dirijan a la ATT para hacer la solicitud o dirigirse al Municipio. Ellos (los choferes) deben presentar una solicitud de ajuste tarifario y nosotros tenemos que evaluar la pertinencia o no. Después se necesita seguir ciertos pasos que exige la Constitución”, dijo Llanos.

Una vez que se cumplan los pasos legales, la ATT convocará a los municipios para comprobar si los servicios que presta el transporte público son adecuados, agregó.

Por su parte, la Federación de Juntas Vecinales de La Paz (Fejuve) se declaró en estado de emergencia ante el anuncio del incremento en el precio de los pasajes. “En el momento que quieran subir la tarifa nosotros iniciaremos el bloqueo, no vamos a dejarlos trabajar”, advirtió su presidente, Jaime Vera.

Rubén Paz, presidente de la Fejuve El Alto, también adelantó medidas de presión desde este martes si es que el gobierno atiende el pedido de los transportistas. “La decisión sería una traición al pueblo”, agregó.

Humberto Cruz, presidente de la Federación Departamental de Juntas Vecinales de Oruro, manifestó que no se permitirá el aumento de un solo centavo en el precio de los pasajes.

El dirigente minero Germán Chaparro, dijo —según el portal de radio Fides—, que después de la aprobación del Decreto Supremo 748 (posteriormente derogado) el costo de los principales productos de la canasta familiar se elevó.

“Los choferes tendrían que tomar en cuenta que no se han incrementado los sueldos a ningún sector laboral y por lo mismo, no podemos hablar todavía de ningún alza en el valor de los pasajes”, dijo.

En Potosí, Alejandro Quintanilla, secretario de Transporte de la Fejuve, añadió que la revisión de la hoja de costos del transporte debe ser consensuada con los vecinos, que son los usuarios directos del servicio de transporte público.

“Esperamos un clima de diálogo para ver cuánto vamos a cobrar, siempre protegiendo la economía de la población”, subrayó a Fides y agregó que “el ajuste debe darse de manera consensuada y no en función a una determinación de la ATT, sino del diálogo con los vecinos”.